El Kamasutra de las penetraciones profundas

El Kamasutra de las penetraciones profundas

16.11.2016 / 3285 hits / 0 Comments

Más que lógica, intuitiva, para muchos amantes la postura sexual de la vaquera se ha convertido en la predilecta. La razón: es un kamasutra sencillo con el que cómodamente se obtienen penetraciones profundas.

Además, tiene un rango de fantasías amplio que va desde un acto sexual de lo más romántico, hasta un desmelenado galope en el que se consumen las órdenes de toda una FEMDOM sobre su pasiva presa –la pareja que desea ser sexualmente dominada–.

Para todas y para todos los gustos: los que desean tener una mujer arriba, que pausadamente represente la seducción con espaciadas flexiones; o aquellas que, a horcajadas de su par, cabalgan con irrefrenables ansias de dominación; estas 4 variaciones de la vaquera harán las delicias de lo que, en cada momento, os apetezca.

Penetraciones profundas #1: La devota inclinada

Ritmo ideal: pausado, romántico para coitos prolongados

Juguete erótico idóneo: anillo vibrador PINO™

Los pros

En la variante de la devota inclinada, la mujer no solo podrá introducir suavemente el pene hasta donde ella desee, sino que también podrá mantenerse a la distancia que más le excite. A veces, rozándolo lentamente; otras, botando fuerte y rápidamente sobre el mismo. Por ello, esta postura sexual es apta para todas las parejas, tanto las que tienen experiencia, como las que no.

Los contras

Solo encontraréis dos peros: a saber, el movimiento de ella y la postura de él pueden cansaros, dependiendo de las anatomías y de la condición física en la que os halléis. De otro lado, si el pene es pequeño y no usáis la estimulación externa de un anillo, no habrá mucho juego sensual, dada la falta de profundidad en la penetración. Aunque, como siempre, hay más opciones: entre un plug anal y las yemas de los dedos masajeando simultáneamente el clítoris, hay una gama de juegos sexuales que puede daros más de una alegría.

Penetraciones profundas #2: La unión del loto

Kamasutra

Ritmo ideal: intenso con velocidad media

Juguete erótico idóneo: anillo vibrador ODEN™ 2

Los pros

Esta variante es perfecta para esas parejas que viven el sexo con intensidad y, desinhibidas del tiempo de duración del coito, ardan en el deseo de sentirse completamente unidos. Juntando los pies tras su espalda, los muslos abrazarán sus caderas, mientras la penetración se consuma en la fusión de los cuerpos.

Si ella goza con la estimulación externa, el grueso cabezal vibrante para el clítoris de ODEN™ 2 le dará lo que quiere: una masturbación simultánea que, además, podrá llevarla al tan deseado estadio de los orgasmos múltiples. Este anillo cuenta con mando a distancia, para que su pareja o ella misma, alternen los modos o la potencia, de manera que siempre se encuentre cómodamente estimulada.

Los contras

Como os decíamos, se trata de una postura intensiva. Eso significa que no se pueden alterar los ritmos, aparte de que puedan sufrir los músculos de la espalda de él y las piernas y las caderas de ella. Un truco útil es acercar su espalda hacia la pared y colocar una almohada vertical, para que el hombre pueda reposar, al menos, la cabeza; y, ella tenga un muro sobre el que posar las palmas de las manos, e impulsarse para reducir el esfuerzo.

Penetraciones profundas #3: El caballito de feria

Kamasutra

Ritmo ideal: golpe de cadera constante

Juguete erótico idóneo: anillo vibrador TOR™ 2

Los pros

Hay muchas mujeres que, sin querer sentirse dominantes, necesitan conservar una velocidad determinada, impuesta por ellas mismas, para alcanzar el orgasmo. Pues bien, esta variante no solo les otorga esa posibilidad, sino que también permite jugar con los senos sobre la cara de su amante. Y si su lengua es traviesa, la piel de las areolas y los pezones podrán humedecerse con comodidad.

Los contras

Como veis, la posición de las piernas solo puede ser agradable si no tenéis problemas en las articulaciones. Para evitar derrames sinoviales, agachaos en cuclillas, y posad las rodillas consecutivamente. De otro lado, el tamaño y la dureza del miembro pueden presentarse como un problema añadido. Por ello, hemos recomendado TOR™ 2; prolonga la firmeza del pene, alarga el coito y ofrece intensas vibraciones con la comodidad del tamaño y la superficie de su sedosa silicona. Es casi imposible no alcanzar varias veces el clímax.

Penetraciones profundas #4: La estocada

Kamasutra

Ritmo ideal: golpe de cadera constante

Los pros

Féminas dominantes, parejas que han abolido la tiranía del misionero y mujeres que desean dar la puntilla al tedio en una relación, la estocada se presenta como la variante con la que hacer del sexo, más que una obra de arte, un museo en el que vivir. Y es que tenemos múltiples posibilidades:

  1. Coito vaginal: simplemente, deslizad las piernas hacia adelante, e introducid el pene. El balanceo aportará la estimulación del clítoris y los labios, en un eterno roce contra el pubis. Y si queréis derretiros, insertad previamente un IDA™ en la vagina, para que ambos gocéis de las vibraciones externas y las rotaciones internas.
  2. Sexo oral: de forma consecutiva al coito o en primera instancia, llevad el cunnilingus a otro nivel posando vuestra vulva sobre sus labios. La mayoría de las mujeres encuentran estadios de excitación inenarrables. Y si sois de aquellas ilustradas en la combinación de los placeres orales y anales, usad HUGO™; con o sin vibración, pero si os decantáis por utilizarla dejad el mando a distancia a vuestra pareja, pues él notará en vuestra piel cuando debe dar más potencia al masajeador.
  3. Coito anal: para las más experimentadas, la opción del sexo anal es bastante clara en esta postura, pero ¿habéis probado a combinarlo usando INA Wave™? No solo se trata de plenitud física, vuestra pareja tendrá una panorámica irrefrenablemente excitante de vuestra diversión.

Los contras

Solo hay una pega: que no os hayáis desecho de los tabúes para probar esta deliciosa y versátil variante.