Los juegos sexuales más originales

Los juegos sexuales más originales

27.11.2016 / 2695 hits / 0 Comments

Si hace poco te traía una lista de juegos eróticos para no caer en la apatía sexual con tu pareja, ahora vengo con el repertorio de los más intensos, incluidos juegos sexuales y (algo) porno… porque no ha

ce falta dejar que una relación se duerma para disfrutar la sexualidad con tu amante ¡o amantes! Si no has perdido el apetito y quieres alimentar tus fantasías con más ideas, átate el cinturón (o desátalo) porque en este viaje vienen curvas…

Juegos eróticos

Juegos eróticos intensos

Voy a comenzar con los más lights, dedicados a despertar sensaciones en los cuerpos de quienes erotizan y de l@s que son erotizad@s.

Juego sexual #1: No me chilles que no te veo

Como ya habrás adivinado, consiste en que des un masaje erótico sin ver dónde estás tocando, mientras tu amante escucha tus canciones predilectas. Es un juego, pero también un ejercicio de comunicación sentimental precioso: ten en cuenta que estarás hablando con las melodías que más te seducen y tocando con la imaginación a tu pareja.

Dile que se tumbe boca arriba y sitúa el aceite e hidratante a su alcance; ponle los auriculares con tu playlist preferida y dale el antifaz para que te lo coloque; ahora, deja que impregne tus manos con el aceite y comienza a explorar su cuerpo con tus manos. Sigue masajeando hasta que tu pareja alcance ese nivel de excitación que le haga coger el lubricante para untarlo en tus manos; ese será el momento para pasar a la masturbación. Y después, cambias de puesto.

¿Quién gana y quién pierde? L@s d@s ganáis, no es ningún cliché. Con la práctica, descubrirás cómo habréis aprendido a estimularos, rápidamente o manteniendo la excitación a conveniencia. Aún más, este es un juego perfecto para hombres que padecen de eyaculación precoz, para parejas que deseen desarrollar sensaciones tántricas (sin tener que bucear en su filosofía) y para cualquiera que quiera iniciarse en el masaje anal.

Juego sexual #2: Palo y zanahoria

No se trata de que tu pareja ejerza de burr@ que tira del carro, sino de provocar la sensación previa a un orgasmo, o al menos, una fuerte y larga excitación. Es más, no hace falta que ates a tu amante aunque, sinceramente, se hace mucho más interesante con un par de esposas.

Así que, si lo has hablado con tu pareja, aventúrate en el bondage: ata a tu pareja a la cama y equípate con un plumero y un látigo… Sí, la idea es que provoques todas las sensaciones posibles acariciando su piel con las plumas. Y ¿si se ríe? Bueno, en la otra mano tienes un látigo, ¿verdad?

Juegos sexuales

Ahora tienes que activar el placer sexual y llevarlo a límites comunes de gozo. Probablemente, desconozcas los extremos sensuales que podéis lograr, así que conviene abrir las mentes y dejarse llevar.

Huevo vibrador

Juego sexual #3: El baile más sensual

En otro artículo, di consejos para iniciarse en el striptease. Si ya lo has leído o si ya sabes cómo moverte, ahora toca añadir picante. ¿Disfrutas con esos videojuegos en los que el mando reproduce tus movimientos? Esto es mucho mejor porque los juguetes eróticos con mando a distancia que tienen incorporada Tecnología SenseMotion™ poseen dos patrones de vibración con los que transmitir la intensidad del “baile” que quieres observar (si quien baila es tu pareja); o de tu propia danza, si tu pareja es quien te mira mientras lleva puestas unas bolas chinas vibradoras o un precioso huevo vibrador. Tú solo tienes que mover el mando como desees… O vestir el juguete erótico y dejar el control de tu placer a tu amante.

Juego sexual #4: El espejo vibrante

Otro juego muy caliente, que también se practica con vibradores con mando a distancia y permite entender y compartir las sensaciones comunes. Elige un juguete erótico para tu pareja; ella debe escoger otro para ti. Colocad espejos tras vuestras espaldas, insertar el vibrador y sentaos en una silla. Ahora, tienes el control remoto de su juguete mientras ves de frente a tu amante y tu propio reflejo; ¡y tu pareja ve exactamente lo mismo! Ve subiendo la intensidad al tiempo que te tocas, y descubrirás el verdadero concepto de reciprocidad. Prueba con TIANI™ 3, IDA™ y/o un masajeador prostático. Todos son susceptibles de continuar el juego entre las sábanas…

Juegos sexuales porno

Te voy a proponer tres en función de si quieres practicarlos en pareja, con otras parejas o si has pensado o te han propuesto participar en la primera orgía entre amig@s.

Juego sexual #5: La película X (sexo en pareja)

La cámara debe quedar enfocada directamente al sexo de quien está observando la acción en directo. Además, también cabe la posibilidad de grabarlo y, posteriormente, que uno masturbe al otro mientras recuerdan su propia película X.

Juego sexual #6: Intercambio de parejas (sexo swinger)

Si ves que en tu círculo de amig@s estáis deseando hacerlo y ya lo tenéis hablado, existen muchas formas de llevarlo a cabo; desde unos dados o cartas, en los que aquell@s que van ganando eligen a su pareja, hasta jugar a otros clásicos para emparejar como la botella o el twister.

Pero, yo os voy a recomendar que vuestro primer juego swinger sea ejercer de voyeurs entre quienes deseéis hacerlo. De manera que hay que observar cómo lo hace el resto, mientras os tocáis con vuestras parejas. ¿Por qué? Porque así no habrá frustraciones ni desencantos cuando la botella te empareje con este o con aquella o cuando quién gane a los dados te elija. (Por cierto, también se puede establecer la posibilidad de hacer tríos).

Juego sexual #7: Modelos y fotógraf@s (role-playing para orgías)

Ya sabes que en todos los grupos hay personas más echadas para adelante y otras más introvertidas. Este es el juego ideal para que todo el mundo disfrute en una orgía: es tan sencillo como equipar a l@s menos sociables con cámaras, tirantes negros y camisas blancas. L@s más extrovertid@s pueden elegir su propio atuendo, al fin y al cabo son l@s que se lo van a quitar a requerimiento periodístico… Eso sí, recuerda que en este, como en cualquier otro juego erótico, sexual o porno, cuando alguien dice no, significa no.